Translate

enero 02, 2012

Maridaje: Cerveza y Metal - Artículo.



Por Mathias Kietzmann

Cuando el DZ webmaster me pidió que escribiera un artículo sobre cerveza artesanal para el Daemonum comencé a preparar una especie de introducción a este vasto mundo de las fermentadas de calidad (léase nada de Heineken México, a.k.a. Cuauhtémoc Moctezuma, ni de Grupo Modelo), pero luego me quedé pensando: “¿Qué tal si combinamos mis dos pasiones y hacemos una cata especial con un álbum para cada cerveza?”. Además, todo el mundo ya hace maridajes (combinaciones de comida con cerveza), así que tenía que ser algo más original. Digo, también hubo carne asada, pero esa es otra historia, jajaja.

1) México: Minerva Pale Ale + Buried Dreams "Perceptions" (Oz, 2000)
2) Alemania: Kapuziner Weissbier + Night In Gales "Towards The Twilight" (Nuclear Blast, 1997)
3) Alemania: Tucher Urfränkisch Dunkel + Equilibrium "Turis Fratyr" (Nuclear Blast, 2005)
4) México: Catrina Red Ale + Under Moonlight Sadness "After The Cosmic Gate" (Oz, 1998)
5) México: Tempus Imperial Alt + The Chasm "From The Lost Years..." (Reborn, 1995)
6) Bélgica: Leffe Bruin + In-Quest "Made Out Of Negative Matter" (Self-released, 2009)
7) Bélgica: Rodenbach Grand Cru + God Dethroned "Passiondale" (Metal Blade, 2009)
8) México: Calavera Mexican Imperial Stout + Argentum "Exothaernium" (demo, 1994)
9) Alemania / México: Mat2 Amaranth Cajeta Stout + Die Toten Hosen "La Hermandad" (JKP, 2009)
¿Ya se les antojaron? Bueno, aquí van algunas notas de la cata. No voy a hablar de la música, porque deberían tener ya prácticamente todos esos álbumes en su colección de por sí (excepto el último y si no, están leyendo el zine equivocado).
 
 Decidí comenzar con una de mis cervezas preferidas, la Minerva Pale Ale. Tiene un buen balance entre el sabor de la malta y el amargor del lúpulo, perfecta para cuando quieres tomar más de una. Además, tiene un precio muy accesible. Seguimos con una de las mejores cervezas de trigo del mundo, la Kapuziner Weissbier.
Logré conseguir algunas con el 50% de descuento, así que la decisión fue muy fácil. Es una cerveza extremadamente refrescante. La levadura especial le da un sabor afrutado delicioso y es totalmente turbia (sin filtrar), lo que la hace parecer pan líquido. Luego se nos cruzaron unas Tucher Urfränkisch Dunkel. De color oscuro, tiene un sabor pronunciado de malta, muy poco amargor y es altamente tomable. También ayudó que las conseguí con el 65% de descuento, jajaja.
La siguiente fue la Catrina de la Cervecería Hacienda Pueblilla de Hidalgo. Tiene un color ámbar, casi  rojizo y poca espuma.
Las maltas de especialidad usadas son de tostado medio y de tipo caramelo, el lúpulo es ligero, aportando un toque de aroma y sabor floral, ligeramente amargo.
 Ya entrado en materia, continuamos con la Tempus Doble Malta, que es una Altbier Imperial (según ellos). Es una cerveza muy balanceada, se nota el sabor dulce de la malta sin que predomine ya que el lúpulo contrarresta muy bien. Sus 7% de alcohol realmente no se sienten. 
Después nos fuimos a Bélgica para degustar una de las más conocidas de ese país, la Leffe Bruin. Tiene un ligero sabor a vainilla y clavo y un gran aroma a caramelo. Gracias a sus maltas obscuras tostadas obtiene ese color profundo de café obscuro.
Nos quedamos en Bélgica y la siguiente fue la Rodenbach Grand Cru, de acuerdo al gurú de las cervezas Michael Jackson (no el cantante pederasta de color cambiante), la cerveza más refrescante del mundo. Una cerveza estilo sour, que se obtiene de una mezcla de 1/3 de cerveza joven y 2/3 de cerveza añejada por 2 años en barricas de roble, lo que le da un sabor afrutado a manzana, complejidad e intensidad. Las maltas base están exactas y el lúpulo es casi imperceptible. La verdad, es cosa de otro mundo esa cerveza. 

Luego venimos de vuelta a nuestro México lindo (y que herido) con una Calavera Stout Imperial Mexicana, ganadora de una medalla de oro en el campeonato US Open Beer 2011. Esta es una fuerte cerveza negra que con su alto contenido de maltas tostadas tiene un paladar a chocolate y café muy reconocible y un aroma a caramelo, pasas y frutas secas. Le añadieron algunos tipos de chiles, lo que incrementa aún más su intensidad. Tengo entendido que fue creada especialmente para acompañar platillos con mole. 
 
Ya para concluir nos acabamos mis reservas de Amaranto Cajeta Stout (de creación propia). Parece que fue la que más les gustó a los participantes. Es una receta que me inventé hace poco. La versión que probamos es una cerveza oscura (como debe ser una stout), con suficiente dulzor y aroma a malta y cajeta y un amargor ligero. Desde entonces he cambiado la receta y, de hecho, tengo unos 20 litros de la nueva fermentando ahora mismo. Ya habrá otra cata casera…
Si quieren meterse un poco más en eso de las chelas de calidad, les dejo el link de mi programa de televisión por Internet, Beer Fest TV www.beerfest.mx Prost!